Nuevas Estrategias Preventivas Nutricionales en Osteoporosis

Nuevas Estrategias Preventivas Nutricionales en Osteoporosis

Edición:
Precio:
20€

Autor:
Puntuación:
5
Analizado el 9 octubre, 2018
Última edición:9 octubre, 2018

Reseña:

Hoy en día la osteoporosis es una de las enfermedades más frecuentes y supone un coste económico y en disminución de calidad de vida que tiende al incremento por el envejecimiento de la población. El objetivo de este estudio ha sido analizar la efectividad de una nutrición específica como tratamiento de la osteoporosis en pacientes con mineralización ósea disminuida y para ello se presenta una revisión de la bibliografía actual acerca del tema para ofrecer un aporte al estudio del empleo de Nutraceuticals como opción de tratamiento.

Omega 3

En este caso, Juristo Fonolla-Joya et al indica que el aumento en el consumo de omega-3 con respecto a los ácidos grasos omega-6 pueden proteger contra la pérdida de masa ósea, esto es debido a que el omega-6 induce la acción osteoclástica, mediante la disminución de la expresión genética en osteoblastos a través de la OPG y RANKL, y MSC también promueve la diferenciación a adipocitos, disminuyendo así la producción de osteoblastos, además como señala Mobasheri et al el sistema RANKL/Rango/osteoprotegerina juega un papel importante en la regulación de la resorción ósea. RANKL es una citoquina y un miembro de la superfamilia de FNT. Estimula la diferenciación de los osteoclastos y aumenta la pérdida de masa ósea. Los beneficios pueden ser: al disminuir la resorción ósea puede resultar beneficiosos para las mujeres posmenopáusicas al resultar en una reducción del riesgo de fracturas por recambio óseo, en ancianos y hombres sanos promueve efectos positivos en la densidad mineral ósea. Otro beneficio al incidir en el RANKL mediante una intervención nutricional puede tener un efecto sobre la calcificación vascular y quizás en la aterosclerosis.

QNutraceuticals

Los fitoestrógenos y sus derivados

Mobasheri et al también señala que los fitoestrógenos son compuestos derivados de plantas que se encuentran en una gran variedad de alimentos. Son capaces de sustituir a los estrógenos y pueden estar implicados en la reducción del riesgo de osteoporosis, enfermedad cardíaca, cáncer de mama y los síntomas de la menopausia. Algunos fitoestrógenos pueden aumentar la formación ósea, aumentar la densidad mineral ósea, y el aumento de la expresión de marcadores óseos incluyendo fosfatasa alcalina, osteocalcina, osteopontina y colágeno tipo I. Dentro de ellos se encuentra el resveratrol, también conocido como 3,5,4-trihydroxy trans-stilbene, es un fitoestrógeno y phytoalexin polifenoles presentes en plantas como las uvas, moras y cacahuetes. De todos sus beneficios destaca su capacidad inmunomoduladora, antiinflamatoria y capacidad antioxidante. Sobre el hueso puede estimular la proliferación y diferenciación de células óseas, estimular directamente la proliferación y diferenciación de los osteoblastos. Aumenta la síntesis de ADN y actividad de la fosfatasa alcalina (ALP). Se ha sugerido también que el resveratrol afecta sirtuin 1 (SIRT1). Se cree que las sirtuinas funcionan como proteínas reguladoras intracelulares con actividad mono-ADP-ribosyltransferasa. Los efectos del resveratrol SIRT1 influyen en su interacción con el RANKL y el Runx2, huesos y células derivadas de MSCs, respectivamente. Por lo tanto el efecto del resveratrol puede modular tanto la formación como la resorción ósea, concediendo un potencial terapéutico a considerar al resveratrol para tratar la osteoporosis y la pérdida ósea relacionada con la artritis. Si está demostrado que el pretratamiento con resveratrol mejora significativamente la osteogénesis aumentando la expresión de Runx2 (un factor de transcripción que codifica una proteína nuclear con un Runt DNA-binding domain), y disminución de la expresión de PPAR.

Así estamos ante la posibilidad de beneficiarnos de la acción sinérgica de los fitoquímicos y los fitoestrógenos empleando por ejemplo la curcumina y el resveratrol, por su capacidad efectos anti-inflamatorios a células de cartílago (condrocitos), cuando estos agentes se utilizan en combinación. El tratamiento con curcumina y el resveratrol suprime la expresión de genes implicados en la inflamación (por ejemplo, COX2, MMP-3, MMP-9 y VEGF. Las combinaciones de la curcumina y el resveratrol inhiben la apoptosis y evitar la activación de la caspasa. El Resveratrol tiene capacidad osteogénica, aumenta la diferenciación osteoblástica y la combinación con curcumina promueve la diferenciación de los condrocitos, facilita la condrogénesis, sugiriendo la mejora del cartílago articular.

La suplementación de la dieta con resveratrol y antioxidantes relacionados fitoestrógenos puede constituir otras estrategias preventivas nutricionales importantes para la artrosis y la osteoporosis, especialmente en las personas con compromiso sistemas antioxidantes. De hecho, se ha informado que el resveratrol, un compuesto polifenólico natural, pueden proteger diversos tejidos contra el daño oxidativo: su estructura química contiene los donantes de electrones que pueden impedir que el radical hidroxilo y anión superóxido se formen, suprimiendo así la peroxidación lipídica, oxidación de proteínas y daño del ADN.

El resveratrol dietético puede tener beneficios potenciales para modular la resorción ósea en relación con la edad, la hormona-dependiente y la osteoporosis postmenopáusica. Estudios transversales han demostrado una asociación positiva entre una mayor ingesta de frutas y una mayor densidad mineral ósea. Por lo tanto, existe un considerable interés en la búsqueda de alternativas naturales en alimentos y combinarlos con vitaminas para más acción sinérgica sobre el hueso. Los fitoestrógenos poseen capacidad osteoinductiva natural, sin embargo, la potencialidad del resveratrol en el tratamiento de la osteoporosis está subdesarrollada y requiere una investigación más profunda y extensa de ensayos clínicos, siendo la seguridad y biodisponibilidad del resveratrol los principales líneas de investigación futuras. 

Fitoquímicos

Un ejemplo además de la curcumina, indicado por Shim, K. S et al son la semillas de Malva verticillata que son utilizadas como medicina terapéutica para tratar una disfunción renal en la TCM. Y se ha demostrado como el extracto acuoso de semilla inhibe la ostoclastogénesis y la resorción ósea mediante la supresión por la vía de señalización del RANKL. Por lo que se pueden considerar este tipo de sustancias como complementarios en la medicina alternativa para tratar enfermedades óseas patológicas, en los artículos hallados existen más fitoquímicos en estudio, sin embargo se precisan estudios de mayor calidad para alcanzar evidencia científica. 

Toma de ciruelas secas

Con respecto a este posible alimento beneficioso para la masa ósea, Hooshmand, S et al señala que el mecanismo de acción sigue siendo incierto. Los estudios muestran aumentos de la densidad mineral ósea de columna lumbar, antebrazo y cadera tras un año de ingesta, pero la limitación de estos estudios es la administración paralela de Ca y Vitamina D diaria que puede producir confusión en los resultados. Se precisa más investigación para evidenciar la eficacia de las ciruelas secas.

Toma de vitamina C, Zn y Se

Por la literatura empleada (Rivas A. 2012) se puede asociar positivamente la ingesta individual de vitamina C, Zn y Se y la masa ósea. Por el contrario, la vitamina E y la vitamina A no han evidenciado ningún efecto. Sin embargo resulta complejo aislar los efectos de los nutrientes en la ingesta de las personas ya que en los alimentos existen combinaciones de antioxidantes. Este tipo de estudios presenta la limitación de sólo tener en cuenta la valoración instantánea de la dieta del sujeto, además del tamaño de la muestra. En general son precisos más estudios asociados a la dieta a largo plazo y abarcando una población y muestra mayor. En este sentido nuevas líneas de investigación deberían de tener en cuenta los patrones dietéticos, la interacción entre los diferentes nutrientes y antioxidantes y sus efectos sobre la salud de los huesos. Con respecto a la vitamina C, Urban K et al es además fundamental para la formación del colágeno, y su deficiencia causa inhibición de la formación ósea y lesiones del tejido conectivo, acompañada por una disminución del la biosíntesis del colágeno. Diversos autores plantean la necesidad de abrir nuevas líneas de investigación con el objetivo de aumentar el efecto de las vitaminas de apoyo sobre procesos biológicos, tales como la curación de las heridas, la regeneración ósea y cicatrización de los implantes óseos.


Este artículo está basado en la tesina realizada por José Vicente Espinosa Acedo publicada por Formación Alcalá.

0 0 28 09 octubre, 2018 Tesinas octubre 9, 2018
avatar

Acerca del autor

José Vicente Espinosa Acedo Diplomado y Graduado en Fisioterapia por la Universidad Europea de Madrid. Másteres Universitarios en Fisioterapia Deportiva, Salud Deportiva, Fisiología del Ejercicio, Actividad física y salud, Salud laboral en el ámbito sanitario, y en Discapacidad. Experto Universitario en Recuperación funcional del deportista, Pilates terapéutico, Diagnóstico fisioterápico, y en Neurorrehabilitación.

Consultar todos los articulos de José Vicente Espinoza Acedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acreditaciones

Subscríbete Boletín

Tu Email

Categoría Profesional

Acepto Políticas Privacidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies