Técnica Swaddle

Técnica Swaddle

Edición:
Precio:
20€

Autor:
Puntuación:
5
Analizado el 26 septiembre, 2018
Última edición:26 septiembre, 2018

Reseña:

El Swaddling era una técnica muy utilizada antes del sigo XVIII que actualmente está ganando popularidad en Estados Unidos y algunas zonas de Europa. Existe mucha controversia sobre esta técnica ya que se le asocian muchos beneficios pero también múltiples riesgos. El objetivo de este trabajo es analizar tanto sus beneficios como sus riesgos, para intentar concluir si es una buena técnica para calmar a los bebés irritables y ayudarles a conciliar el sueño, o por el contrario por sus efectos adversos no se debería seguir utilizando porque no sea una práctica segura.

¿En qué consiste la técnica Swaddle?

Swaddling o envolver al bebé era una técnica de uso intercultural e histórico muy común antes del siglo XVIII, pero su uso ha disminuido notablemente desde entonces. Actualmente continúa siendo frecuente en en algunos lugares del Medio Oriente y comienza a ganar popularidad nuevamente en Estados Unidos y algunas zonas de Europa. Los bebés envueltos en pañales duermen más, tienen niveles reducidos de actividad motora en respuesta a la estimulación, menos sobresaltos y una menor variabilidad de la frecuencia cardíaca. Por ello, es una técnica que está volviendo a utilizarse para calmar el llanto excesivo en los recién nacidos y mejorar la calidad del sueño. También se han observado beneficios adicionales para poblaciones específicas, que incluyen mejoras en el desarrollo neuromuscular para recién nacidos de muy bajo peso al nacer, la reducción de la angustia fisiológica y conductual entre los bebés prematuros y mejora de la calma y el sueño de los recién nacidos con síndrome de abstinencia neonatal.

Ésta técnica consiste en envolver al bebé en una manta suave siguiendo una serie de pasos:

  • En primer lugar se debe estirar la manta completamente y doblar una de sus esquinas.
  • Se coloca al bebé sobre la manta boca arriba con la cabeza sobre la esquina doblada.
  • Se enderezará su brazo izquierdo, y se envuelve la esquina izquierda de la manta sobre su cuerpo metiéndola entre su brazo derecho y el costado derecho de su cuerpo.
  • Doble la parte inferior de la manta sin apretarle y colóquela bajo uno de los costados.
  • Luego se enderezará el brazo derecho junto a su cuerpo, y doble la esquina derecha de la manta sobre su cuerpo metiéndola debajo de su costado izquierdo.
  • Cerciórese de que pueda mover sus caderas y de que la manta no esté demasiado apretada.

Figura I. Pasos técnica Swaddling.

 

Beneficios del Swaddling

 

Recién nacidos a término

Generalmente ésta técnica de envolver al bebé se utilizaba para frenar el llanto excesivo. Los bebés envueltos durante la noche despiertan menos y duermen durante más tiempo. Aunque existen pocos datos de los efectos fisiológicos del Swaddling en las características de sueño-vigilia, se ha observado que ésta técnica favorece el sueño y reduce el llanto en bebés irritables.

Debido al efecto paliativo sobre el llanto excesivo, los cólicos y la promoción del sueño ha habido un resurgimiento de ésta técnica. Actualmente aproximadamente el 90% de los bebés nacidos en Estado Unidos son envueltos durante los 3 primeros meses de vida.3 Generalmente se ha pensado que el Swaddlin ayudaba a calmar el llanto y el dolor del bebé con cólicos, una reciente revisión sistemática realizada el Reino Unido Drug and Theraputics Bulletin sobre el tratamiento del cólico infantil concluyó que actualmente no existen evidencias científicas que demuestren la utilidad de envolver al bebé para mejorar los cólicos.

Respecto a la muerte súbita del lactante se ha demostrado que para reducir el riesgo es importante colocar al bebé en posición supino, la técnica Swaddle puede ayudar en la adherencia a la posición supina de los bebés.

 

Recién nacidos pretérmino

Se ha demostrado en los bebés prematuros envueltos con ésta técnica, un mejor desarrollo neuromuscular, menos niveles de angustia fisiológica, mejor organización motriz y una mayor autorregulación. El Swaddling también ha conseguido un sueño más tranquilo en los bebés prematuros reduciendo el llanto y las excitaciones espontáneas. Además puede ser útil para regular la temperatura ya que los bebés nacidos a pretérmino no pueden regular la temperatura corporal correctamente, pero también puede causar hipertermia si se aplica incorrectamente.

 

Síndrome de abstinencia neonatal

Los síntomas más comunes en los recién nacidos con síndrome de abstinencia incluyen inquietud, temblores, agitación y trastornos gastrointestinales. Ésto generalmente se trata con opioides y/o sedantes, pero también existen opciones de tratamiento no farmacológico para paliar los síntomas. Entre los tratamientos no farmacológicos se incluyen la disminución de los estímulos externos, la succión no nutritiva, la retención, el balanceo, el método canguro, los masajes y envolver al recién nacido.

La técnica Swaddle también ha obtenido beneficios en niños con lesiones cerebrales neonatales, ya que mejora la calma y el sueño.

Dolor

Los neonatos ingresados en una unidad de cuidados intensivos se someten a diversos procedimientos invasivos como la succión endotraqueal o la canalización de una vía venosa periférica.

La investigación ha demostrado que los neonatos prematuros responden intensamente al dolor en comparación con los neonatos a término. Los neonatos sanos nacidos a término están expuestos a menos procedimientos invasivos, pero también pueden sentir dolor al realizar técnicas como la prueba del talón.

El dolor en los recién nacidos puede controlarse mediante medios farmacológicos y no farmacológicos. Los medios farmacológicos tienen efectos secundarios lo que disuade de su uso habitual.

Por lo que es tan importante la investigación y el uso de los procedimientos no farmacológicos entre los que se encuentra el Swaddling.

Estrés

Los recién nacidos, especialmente los prematuros sufren estrés durante la adaptación al entorno extrauterino. Envolviendo a los recién nacidos de forma adecuada se consigue reducir los niveles de estrés mejorando el desarrollo neurológico, el tono muscular y la calidad del sueño.

 

Efectos adversos del Swaddling

 

Infecciones respiratorias           

Se ha observado un incremento de las infecciones respiratorias relacionado con la rigidez a la que se ve expuesto el bebé al estar envuelto. En los recién nacidos envueltos se incrementa la morbilidad respiratoria, se disminuye la frecuencia respiratoria y la saturación de oxígeno mientras están envueltos. Además, otro estudio ha observado que la prevalencia de neumonía o infecciones respiratorias de vías altas se puede incrementar hasta en 4 veces en los bebés envueltos durante los primeros 3 meses de vida, en comparación con los no envueltos.

Menor aumento de peso

Envolver al bebé inmediatamente después del parto puede causar un retraso en el aumento de peso postnatal. 

Muerte súbita del lactante

Envolver a los bebés favorece la posición supina lo que en un principio disminuye el riesgo de muerte súbita, pero en el caso de los bebés envueltos boca abajo se incrementa notablemente este riesgo por lo que se debe dejar de envolver a los bebés cuando intenten darse la vuelta.

Por el contrario, existe evidencia de que envolver al bebé puede incrementar el riesgo de muerte súbita. La incapacidad de despertar del sueño como respuesta al estrés cardiovascular se ha descrito como un mecanismo que conduce a la muerte súbita del lactante. Los bebés envueltos tienen menos excitaciones espontáneas del sueño y un mayor tiempo de sueño, lo que es un estado de reducción de la capacidad de estiramiento.

Actualmente sigue sin haber una clara relación entre el uso de la técnica Swaddle y la muerte súbita del lactante, por lo que no se puede concluir la seguridad de esta técnica ya que aún no se ha podido demostrar que no incrementa el riesgo de muerte súbita.

Displasia de cadera

Es una de las preocupaciones principales en el uso del Swaddling, ya que es el principal efecto adverso. La displasia de cadera es uno de los trastornos congénitos más comunes y tiene considerables implicaciones socioeconómicas. Los factores de riesgo más comunes son la presentación de nalgas y los antecedentes familiares pero también se deben tener en cuenta los factores mecánicos postnatales. El diagnóstico precoz de la displasia de cadera conduce a un tratamiento más sencillo y exitoso por eso es de especial importancia tener en cuenta todos los factores de riesgo para poder realizar el diagnóstico lo más pronto posible.

Swaddling obliga a las caderas a la extensión y aducción y predispone a la displasia. La dislocación de la cadera se produce predominantemente si se envuelve en el momento del nacimiento, envolver al bebé de forma prolongada también produce una mayor tasa de dislocación. En los casos en los que se comenzó a envolver más tarde después del nacimiento se produce displasia pero no dislocación.

Para permitir un desarrollo saludable de la cadera, las piernas deben poder doblarse hacia arriba y hacia afuera en las caderas. Esta posición permite el desarrollo natural de las articulaciones de la cadera. Las piernas de los bebés no deben estar envueltas en extensión y presionadas juntas. Los productos comerciales para envolver deben tener una bolsa suelta o saco para las piernas y los pies de los bebés, lo que permite un gran movimiento de la cadera y la flexión y abducción de la cadera.

Figura II. Cómo se envuelven las caderas en Swaddling.
(Mayo Foundation for medical education and research)


Este artículo está basado en la tesina realizada por Rebeca Antolín Rodríguez para el Máster en Pediatría y Neonatología realizado en Formación Alcalá.

0 0 46 26 septiembre, 2018 Tesinas septiembre 26, 2018
avatar

Acerca del autor

Rebeca Antolín Rodríguez Graduada en enfermería por la Universidad de León (2010-2014). Máster en Obesidad: Nutrición, Ejercicio Físico y Salud por la UNED (2015). Máster Universitario en Investigación en Ciencias Sociosanitarias por la Universidad de León (2016). Máster en Anestesia, Sedación, Quirófano, Reanimación y Terapia del Dolor por la Universidad de San Jorge. Enfermera en el Servicio de Salud del Principado de Asturias.

Consultar todos los articulos de Rebeca Antolín Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acreditaciones

Subscríbete Boletín

Tu Email

Categoría Profesional

Acepto Políticas Privacidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies