Alimentación del niño en la etapa escolar
Publicado por

Alimentación del niño en la etapa escolar

Edición:
Precio:
20€

Autor:
Puntuación:
5
Analizado el 8 noviembre, 2016
Última edición:8 noviembre, 2016

Reseña:

Promover desde el embarazo hábitos nutricionales saludables, y potenciarlos en la niñez, fomenta estilos de vida saludables que ayudarán a prevenir una importante cantidad de enfermedades que tienen una relación directa con la alimentación ingerida.

La Organización Mundial de la Salud recomienda mantener la lactancia materna en complementación con otros alimentos hasta, como mínimo, dos años de edad.

El momento en que suceda el destete debería hacerse entre los 2 y los 4 años de edad. Se recomienda espaciar la toma hasta finalmente suspenderlas (dejando de ofrecer el pecho, que no es lo mismo que dejarlo de dar). Si el niño pide de mamar, se le debe dar un poco y luego distraerle con otra cosa.

Hay una clara relación entre la obesidad en la infancia y adolescencia con problemas de salud como el aumento de triglicéridos y de colesterol, la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, el síndrome metabólico, la hepatopatía no alcohólica, el síndrome del ovario poliquístico y los cánceres de mama y colorrectal. Además la obesidad en la etapa infantil es un claro predictor de la obesidad adulta.

Los niños prefieren los azúcares y frutas y tienden a rechazar las verduras, a pesar de que éstas, junto a la fruta las consideran como alimentos saludables. Los principales factores que influyen a la hora de elegir un alimento son:

  • Factor económico: Coste, ingresos y accesibilidad a los distintos tipos de alimentos.
  • Conocimientos y habilidades relativas tanto a los alimentos como a la cocina.
  • Las actitudes, valores, creencias y conocimientos en general de los componentes de la familia.
  • Los factores biológicos como el hambre, el gusto y el apetito.
  • Los sociales como la religión, la cultura, los estilos de vida y la familia.
  • Los psicológicos como la culpa, el humor o el estrés.

Es importante fomentar el consumo de azúcares de un modo equilibrado dentro de la alimentación, ya que favorece el aporte instantáneo de glucosa para el cerebro y el músculo, convirtiéndose así en un glúcido imprescindible para el desarrollo de las funciones tanto cognitivas como para la actividad física.

Se aconseja además evitar el uso de edulcorantes en fases de crecimiento, entendiendo como edulcorante aquellas sustancias que se utilizan para endulzar alimentos; no entraría en esta categoría ni la miel ni el azúcar común ya que tienen otras funciones nutritivas que exceden la de simplemente edulcorar. El motivo de evitar el consumo de edulcorantes y de productos muy azucarados en la infancia es que influye de manera negativa en la autorregulación de la ingesta y en que se fomenta la preferencia por sabores dulces que al mantenerse en la infancia y en la adolescencia, promoverían patrones no saludables que puede potenciar enfermedades como la obesidad.

La ingesta conjunta de azúcar y de edulcorantes puede inducir a una respuesta neuronal que aumenta la secreción de péptidos que se relacionan con la insulina o el glucagón.

Precisamente por estas evidencias científicas, se prohibió que se utilice edulcorantes en productos de consumo para lactantes como cereales, fórmulas lácteas o potitos.

Por derecho a la alimentación se entiende el derecho de acceder a todos aquellos elementos nutritivos que una persona necesita para vivir una vida sana y activa, es un derecho fundamental. En la coyuntura actual, destacamos un aspecto específico de la crisis en la alimentación infantil y es aquella relacionada con los comedores escolares. La crisis comporta un aumento de alumnos que llevan un tupper al colegio ya que las familias no pueden pagar el coste del comedor escolar, y estos contienen comida poco variada y equilibrada. Las familias reducen primero el gasto en aquellos alimentos más caros como los de origen animal, la verdura y la fruta así como la cantidad de los alimentos. Si aun así, el ahorro no es suficiente, seguirían los productos de alimentación llamados básicos o productos de primera necesidad. Eso se traducen en que la ingesta de nutrientes se ve disminuida antes que la de la energía, creando desde los inicios deficiencias en la ingesta de los micronutrientes necesarios para el organismo.

En Europa occidental y del norte también se ha demostrado que hay un mayor consumo de refrescos en los niños de familias con escasos recursos económicos y que el hábito de desayunar antes de ir al colegio y el consumo adecuado de fruta, es más frecuente en los niños y niñas que pertenecen a familias más acomodadas.

La OMS estima que 35 millones de niños en países desarrollados y 8 millones de niños en países en desarrollo presentan sobrepeso u obesidad, siendo claramente más elevadas las cifras en aquellos países desarrollados. La obesidad infantil requiere de un tratamiento interdisciplinar que intervenga sobre los actuales hábitos de alimentación y de práctica de actividad física de los más pequeños.

A nivel estatal, las cifras en España de sobrepeso y obesidad infantil son realmente alarmantes, situándose cercano al 40%, aunque las cifras se han mantenido estables en los últimos 12 años. Comparado con otros países, tenemos de los niveles más altos de Europa, similares a los presentes en Estados Unidos. Además la prevalencia de exceso de peso es ligeramente superior en niños que en niñas.

Se ha demostrado que una mayor duración de la lactancia materna, produce una disminución del riesgo de obesidad, con una reducción de un 4% por cada mes que se prolonga la lactancia materna. De hecho, los niños que reciben lactancia materna exclusiva durante los primeros 4-5 meses, son un 35% menos predispuestos a padecer obesidad. En la infancia se observa que hay una mayor proporción de padres obesos o con sobrepeso en niños obesos o con sobrepeso. Esto se explica además de por un componente genético, por una inadecuada educación en cuanto a hábitos alimentarios en heredados en el seno familiar.

Desde las escuelas se pueden hacer enormes avances en la promoción de la obesidad. Aspectos como la formación y la coordinación de los maestros o la presencia de pistas deportivas podrían conllevar beneficios sobre los hábitos de los alumnos en una etapa fundamental para consolidar hábitos de vida saludables.

Los niños y adolescentes, por su contacto continuo e intensivo, la escuela resulta ser fundamental como parte del contexto en el que se desenvuelven principalmente, de manera que es el propio centro educativo el que tiene la obligación de fomentar hábitos saludables. Está demostrado que las intervenciones continuadas realizadas por profesionales de atención primaria dirigidas a la dieta y/o el ejercicio físico son eficaces para mantener un peso correcto y un estilo de vida saludable.

Consejos ámbito escolar

  • Currículum escolar que incluya la educación sobre alimentación y actividad física saludable e imagen corporal.
  • Componentes de práctica de actividad física: realizar de 1 a 3 horas de educación física a la semana, realizar actividades recreativas y deportivas extraescolares.
  • Educación tanto en el aula como en casa para reducir el consumo de grasas, disminuir el consumo de bebidas azucaradas y aumentar las raciones de fruta y de verdura.
  • Reducir el tiempo que se dedica a jugar a juegos de ordenador y a ver la televisión.
  • Implicar a las familias en el apoyo a la compra de comida más saludable.
  • Apoyar y ofrecer recursos a los docentes y al personal de dirección de las escuelas para implementar aquellas estrategias preventivas y de promoción de la salud necesarias (material vario, capacidad para generar actividades, desarrollo profesional, etc.).
  • Abordar factores ambientales: es importante tener en cuenta que los niños con un peso saludable tienen mejores patrones de sueño que aquellos que presentan sobrepeso y obesidad.

Alimentación y publicidad

El 26 de diciembre de 2012, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, firmó un código nuevo para regular la publicidad tanto de alimentos como de bebidas dirigidas a menores, para prevenir la obesidad y fomentar la salud. Voluntariamente se han adherido la Asociación para la Autorregulación de la Publicidad, la federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas y diversos sectores como los de distribución, hostelería y restauración. Este nuevo código pretende dar respuesta a los objetivos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que establece que se tiene que reducir tanto la exposición de los niños como el poder de la promoción de los alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal. Para ello se intenta mejorar la calidad de los mensajes publicitarios que van dirigidos a menores.


Este artículo está basado en la tesina realizada por Tamara Herrera Floro. Tamara realizó el Máster en Urgencias Pediátricas en Formación Alcalá.

0 0 423 08 noviembre, 2016 Tesinas noviembre 8, 2016
avatar

Acerca del autor

2015 Cursando Máster en Urgencias Pediátricas. 2015. Cursando Postgrado en Enfermería en la Atención Primaria (CADI 2). 2015. Postgrado en Enfermería en la Atención Primaria (CADI 1). Universidad de Barcelona. 2013. Graduada en Enfermería en la Escuela Universitaria Gimbernat (centro adscrito a la Universidad Autónoma de Barcelona). Premio extraordinario al mejor expediente académico de la primera promoción de grado. 2007. Diplomatura de Nutrición Humana y Dietética en el Centre d’ Ensenyament Superior de Nutrició i Dietètica (CESNID, centro adscrito a la Universidad de Barcelona), en Santa Coloma de Gramenet. 2003. Bachillerato de ciencias de la salud, en el instituto Badalonès, en Badalona. 2000. Titulación de Educación Secundaria, en el colegio Santíssima Trinitat, en Badalona. Noviembre 2013- Actualidad: Enfermera en el Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona) como corre turnos de las siguientes unidades: Pediatría, UCI neonatal, urgencias de pediatría, traumatología. Julio 2013-Septiembre 2013: Enfermera en el Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona) en la unidad de pediatría. Febrero 2008-Octubre 2009. Laseroperadora (IPL) y asesora nutricionista en la empresa TAHE.

Consultar todos los articulos de Tamara Herrera Floro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acreditaciones

Subscríbete Boletín

Tu Email

Categoría Profesional

Acepto Políticas Privacidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies