Desarrollo de un Programa Institucional para Cuidadores
Publicado por

Desarrollo de un Programa Institucional para Cuidadores

Edición:
Precio:
20€

Autor:
Puntuación:
5
Analizado el 21 octubre, 2016
Última edición:21 octubre, 2016

Reseña:

Los cuidadores informales son aquellas personas que realizan la tarea de cuidado de personas enfermas, discapacitadas o ancianas que no pueden valerse por sí mismas para la realización de actividades de la vida diaria (aseo, alimentación, movilidad, vestirse) administración de tratamientos o acudir a los servicios de salud, entre otras.

Hoy en día, cada vez más se apuesta por el desarrollo de programas institucionales para “cuidar al cuidador” a través de propuestas. Entre estas propuestas se encuentran:

  1. La aceptación de reacciones de agotamiento como frecuentes e incluso y previsibles en un cuidador. Entender que son reacciones normales ante una situación “límite”, pero que necesitan apoyo y se debe de buscar.
  2. No olvidarse de uno mismo, poniéndose siempre en segundo lugar. El “autosacrificio total” no tiene ningún sentido siendo más perjudicial que otra cosa.
  3. No temer acudir a un profesional (psiquiatra o psicólogo) y a grupos de auto-ayuda de asociaciones de afectados por la enfermedad del paciente que cuida, resultan ser muy eficaces.
  4. Aprender técnicas de relajación psicofísica, visualización distractiva, Yoga, pilates…
  5. Solicitar formación e información adecuada sobre aspectos médicos de la enfermedad (evolución futura, previsión de complicaciones, medicación, tratamiento, consejos…) y conocimientos para enfrentar los problemas derivados tales como nutrición, higiene, adaptación del hogar, movilizaciones del paciente, etc. Todo ello incrementa el sentimiento de control y de eficacia personal, aumentando su autoestima.
  6. Pedir ayuda personal al detectar estos signos, no ocultarlos por miedo a asumir ni tampoco por culpa de no ser un buen cuidador.
  7. Marcarse objetivos reales, a corto plazo y factibles en las tareas del cuidar. No mantener expectativas irreales ni tampoco ideas omnipotentes sobre uno.
  8. Ser capaz de delegar tareas en otros familiares o personal contratado. Nadie es imprescindible.
  9. Mantenerse automotivado a largo plazo, felicitándose a sí mismo por todo lo bueno que va haciendo y auto reforzarse en los éxitos.
  10. No fijarse sólo en las deficiencias y fallos que se tengan.
  11. Cuidar especialmente los propios descansos y la propia alimentación: dormir y descansar las horas suficientes y mantener una dieta adecuada.
  12. Tomarse también cada día una hora para realizar los asuntos propios. Asimismo permitirse un merecido descanso diario o semanal, fuera del contacto directo con el enfermo y todo lo relacionado con ello.
  13. Si se puede, realizar ejercicio físico todos los días, ya que elimina toxinas corporales y despeja la mente.
  14. Evitar el aislamiento, obligarse a mantener el contacto con amigos y otros familiares. Salir de la casa con otras personas, y mantener una esfera social activa. Los vínculos afectivos cálidos amortiguan el estrés.
  15. Saber poner límite a las demandas excesivas del paciente; hay que saber decir NO, sin sentirse culpable por ello. Mayor asertividad.
  16. Expresar abiertamente a otros las frustraciones, temores o propios resentimientos, es un escape emocional siempre beneficioso.
  17. Planificar las actividades de la semana y del día. Establecer prioridades de tareas, diferenciando lo urgente de lo importante. Decidir qué cosas no va a poder realizarlas con bastante probabilidad. La falta de tiempo es una de las primeras causas de agobio.
  18. Promocionar y mantener la independencia del paciente. No debe realizar el cuidador lo que el enfermo pueda hacer por sí mismo, aunque lo haga lento o mal.
  19. Usar centros de día, residencias de respiro temporal, o personal contratado de asistencia domiciliaria.

La personalidad influye de manera crucial en el modo de afrontar la enfermedad, vivir al día sin adelantar los posibles problemas de futuro es una estrategia muy utilizada, al igual que un profundo replanteamiento vital.

No se puede olvidar de uno mismo para poder continuar atendiendo a la persona con garantías es necesario que el cuidador se cuide y trate de no olvidar que tiene una vida que en el futuro recuperará en su totalidad.


Este artículo está basado en la tesina realizada por Eva Pilar López García para el Máster Sanitario en la Práctica Clínica realizado en Formación Alcalá.

0 0 393 21 octubre, 2016 Tesinas octubre 21, 2016
avatar

Acerca del autor

Eva Pilar López García Diplomada en enfermería. Graduada en enfermería. Máster sanitario en la práctica clínica. Máster en alimentación y nutrición perinatal. Experto en indicación, uso y autorización de medicamentos y productos sanitarios en cuidados generales de enfermería y en t.i.c. Autora del libro: Pediatría y puericultura: nuevo rol de aprendizaje. Colaboradora en periódico mes a mes “ Entre el Alberche y el Tiétar”, en la sección “ la salud es lo que importa” Ávila. Colaboradora en revista de divulgación científica avanzando de la Asociación de enfermos de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica de Ávila. Ponente de comunicaciones en congresos científicos de enfermería. Autora de artículos publicados en revistas científicas de enfermería. Autora de trabajos en formato póster en congresos científicos de enfermería. Profesora asociada de la Fundación para la Cooperación, Investigación y Desarrollo de la Enfermería. Docente en conferencia en la Universidad Autónoma de Madrid.

Consultar todos los articulos de Eva Pilar López García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acreditaciones

Subscríbete Boletín

Tu Email

Categoría Profesional

Acepto Políticas Privacidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies