Semiología radiológica del cáncer de mama en mujeres menores de 35 años
Publicado por

Semiología radiológica del cáncer de mama en mujeres menores de 35 años

Edición:
Precio:
20€

Autor:
Puntuación:
5
Analizado el 31 agosto, 2016
Última edición:14 septiembre, 2016

Reseña:

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente y la primera causa de muerte en las mujeres del mundo occidental. Para el diagnóstico del cáncer de mama es necesaria una valoración clínica, radiológica y un estudio anatomo-patológico.

El análisis de las lesiones elementales está basado en el estudio de la semiología mamográfica y ecográfica, lo que permite conocer los hallazgos radiológicos más frecuentes en mujeres jóvenes diagnosticadas de cáncer de mama (mayores de 35 años) y sus patrones de presentación más frecuentes. Así como los posibles factores de riesgo que puedan aumentar su incidencia.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente y la primera causa de muerte en las mujeres del mundo occidental. La etiología del cáncer de mama implica algunos factores desconocidos, es difícil aplicar medidas de prevención primaria. La prevención secundaria se basa fundamentalmente en el diagnóstico precoz de la enfermedad.

En la segunda década de la vida representa aproximadamente el 0,3% de todos los cánceres de mama, en mujeres de menos de 30 años.

La mamografía puede ser difícil de interpretar en las mujeres jóvenes. Por esta razón el examen físico y la ecografía mamaria son necesarios como complemento. El papel de la resonancia magnética en la detección del cáncer de mama y en la valoración general de las lesiones de la mama, se ha definido mejor en los últimos años gracias a los avances de la tecnología de las nuevas secuencias de imagen y a una intensa actividad investigadora.

Para intentar estandarizar la interpretación radiológica y disminuir el número de falsos positivos, se ha ideado un método de lectura que unifica los criterios radiológicos asociándolos a una conducta consecuente. Este sistema se denominó BIRADS (Breast Imaging Reporting And Data System): BIRADS 0 (estudio incompleto); BIRADS 1 (normalidad); BIRADS 2 (certeza de benignidad); BIRADS 3 (lesión probablemente benigna, 2% de malignidad); BIRADS 4 (lesión sospechosa, 40% de malignidad; y BIRADS 5 (lesión maligna, 100% de malignidad).

En el diagnóstico del cáncer de mama es necesaria la integración de la valoración clínica, la valoración radiológica y el estudio anatomopatológico.

El objetivo del estudio fue mediante un análisis semiológico metódico llegar a conocer los hallazgos radiológicos más frecuentes en mujeres jóvenes diagnosticadas de cáncer de mama (≤ 35 años) y sus patrones de presentación con mamografía y con ecografía; los posibles factores de riesgo que pueden aumentar la incidencia del cáncer de mama en jóvenes; y hacer una evaluación postratamiento de la enfermedad.

La muestra de población incluida estuvo formada por 65 mujeres de 35 años o menos, con diagnóstico por imagen inicial, confirmada por diagnóstico histológico como cáncer de mama y que han fueron tratadas quirúrgicamente.

Para la realización de los estudios de imagen se utilizaron distintas pruebas diagnósticas: mamógrafo, ecógrafo y resonancia magnética de 1,5 T.

Las variables recogidas en el estudio fueron:

  • Factores de riesgo importantes asociados al cáncer de mama.
  • Patrón mamográfico.
  • Lesiones elementales en la mamografía, ecografía y resonancia magnética: nódulo, calcificaciones, distribución arquitectural y densidad focal asimétrica.
  • Asociación de técnicas de imagen para la detección de cáncer de mama.
  • Técnicas para la obtención de muestras anatomopatológicas.
  • Diagnóstico histológico: lesiones benignas; lesiones boderline (carcinoma ductal in situ, hiperplasia ductal atípica); lesiones malignas (carcinoma ductal in situ, carcinoma lobulillar infiltrante, carcinoma ductal infiltrante).
  • Tipo de cirugía realizada.
  • Tratamientos adyuvantes.
  • Hallazgos mamográficos postratamiento.
  • Complicaciones asociadas al tratamiento.
  • Diseminación de la enfermedad.
  • Estado actual de las pacientes.

Hemos realizado un estudio descriptivo observacional y longitudinal. El número de pacientes con diagnostico de cáncer de mama fue de 2850, las pacientes de 35 años o menos fueron 65 (2,28%), con una edad media de 31 años, rango (21-35).

El motivo más frecuente por el que acudieron las mujeres fue por presentar sintomatología, palpación nodular en la mama. La mama más frecuente afectada por el carcinoma mamario en mujeres jóvenes fue la derecha (32 pacientes) y su localización el cuadrante superoexterno (37 pacientes). El factor de riesgo más frecuente encontrado fue la menarquía (50,8%).

Mamografía

Los patrones mamográficos más prevalentes fueron: patrón parenquimatoso (52,3%), patrón fibroglandular disperso (1,5%) y mamas muy densas (33,8%).

La mayoría de las lesiones malignas encontradas fueron nódulos (40%). El borde o margen del nódulo es el factor más importante para determinar el significado patológico de la lesión. De los datos obtenidos las variables más frecuentes fueron: tamaño aproximado entre 1-2 cm (35,4%), forma irregular (24,6%), borde mal definido (21,5%), hiperdensidad (47,7%) y ausencia de desplazamiento de tejidos vecinos (46,2%).

Las microcalcificaciones pueden encontrarse aisladas o asociadas al nódulo/masa y las variables morfología, número y agrupación permiten evaluar el riesgo de malignidad. En los datos obtenidos se encontraron calcificaciones en un 13,8% de los carcinomas y las variables asociadas a malignidad más frecuentes fueron: tamaño < 0,5 mm (30,8%), morfología puntiforme (18,5%), agrupación focal (10,8%), distribución lineal (18,5%) y heterogeneidad (15,4%).

En cuanto a la distribución de las microcalficicaciones, las agrupadas o focales fueron más difíciles de interpretar ya que es el grupo donde se encuentra el mayor número de carcinomas, pero también pueden asociarse a patología benigna. El aspecto morfológico de las calcificaciones y su disposición son los elementos más importantes para su análisis, dándonos información sobre su significado patológico. Las calcificaciones de alta probabilidad de malignidad fueron: las pleomórficas o heterogéneas (granulares) y las finas o ramificadas irregulares (las más sospechosas). En nuestro estudio encontramos calcificaciones puntiformes (18,5%), irregulares (9,2%) y vermiculares (3,1%) relacionadas con el cáncer de mama.

La variable distorsión arquitectural o lesión en estrella (7,7%), puede presentarse en la mamografía tanto en lesiones malignas como benignas (cicatriz postquirúrgica, necrosis grasa, cicatriz radial). El núcleo y las espículas son las variables con mayor significado del grado de sospecha patológica. El núcleo hiperdenso (15,4%) suele asociarse a un mayor grado de malignidad. Las espículas pueden ser gruesas y cortas asociándose a malignidad, o largas y finas (7,7%) con una prevalencia mayor hacia la benignidad.

La densidad focal asimétrica (6,2%) es difícil de valorar ya que presenta un alto grado de subjetividad en su percepción e interpretación.

Según la Clasificación BIRADS, las lesiones más frecuentes halladas fueron BIRADS IV (lesiones de alta sospecha, con una probabilidad del 40% de malignidad) y lesiones BIRADS V (lesiones malignas, considerándose 100% malignas).

Ecografía

Los hallazgos sugestivos de cáncer de mama en pacientes jóvenes con patrón mamográfico denso, hacen de la ecografía una prueba imprescindible que permite visualizar mejor el borde de las lesiones nodulares.

El nódulo fue la lesión de mayor prevalencia (55,4%) con una morfología irregular (33,8%), borde microlobulado (21,5%) y densidad hipoecoica (41,5%). Así mismo, los ultrasonidos se convierten en una herramienta de gran utilidad en la valoración del tamaño y en la detección de multifocalidad.

Según la Clasificación BIRADS, el tipo más frecuente fue BIRADS IV (lesiones de alta sospecha con una probabilidad del 40% de malignidad).

Resonancia magnética

La Resonancia Magnética se realizó a 22 mujeres (33,8%), sólo a 1 de ellas se realizó de forma preoperatoria para ayudar a la evaluación de su lesión mamaria, a esta paciente también se le realizó otra RM postoperatoria. A 21 de las pacientes se les realizó RM postoperatorias para ayudar a evaluar la integridad y el estado de las prótesis mamarias, por lo que no se incluyeron en el estudio.

En la actualidad la resonancia magnética es muy útil en la planificación de la estrategia quirúrgica. En nuestro estudio el número de resonancias magnéticas realizadas fue insuficiente para poder llegar a conclusiones específicas.

En 57 pacientes (87,7%) se obtuvo material anatomopatológico, para conocer el diagnóstico de la lesión mamaria y así poder tomar una decisión terapéutica adecuada. El método más utilizado fue la biopsia quirúrgica con aguja gruesa en 24 pacientes (36,9%), y la PAAF en 19 pacientes (29,2%). Los resultados histológicos de malignidad fueron variados, siendo el más frecuente el carcinoma ductal infiltrante (47,7%).

Se confirmó el tratamiento quirúrgico en 58 pacientes (89,2%). Siendo la decisión quirúrgica dependiente del tamaño de la lesión y del diagnóstico histológico obtenido previamente. El procedimiento más usual fue la mastectomía radical realizada en 28 pacientes (43,1%), seguido con una frecuencia similar de la cuadrantectomía o tumorectomía según el tamaño y otras circunstancias.

 

Con este estudio se han analizado las características morfológicas encontradas con mayor frecuencia en la mamografía, la ecografía y cuando fue posible la resonancia magnética, en mujeres con 35 años o menos. Se han estudiado los posibles factores de riesgo que pudieron aumentar la incidencia de cáncer en éste grupo de edad.

Los elementos que aportan la mayor información sobre el significado patológico de la lesión son: BORDE en el nódulo, FORMA y DISPOSICIÓN en las microcalcificaciones y las ESPÍCULAS en la lesión estrellada.

La mamografía y la ecografía son pruebas diagnósticas complementarias entre sí para aumentar la sensibilidad diagnóstica del cáncer de mama.


Este artículo está basado en la tesina realizada por Eva María Lacoma Latre para el Experto Universitario en Técnicas Diagnósticas en Ciencias de la Salud realizado en Formación Alcalá.

0 0 606 31 agosto, 2016 Tesinas agosto 31, 2016
avatar

Acerca del autor

Eva María Lacoma Latre Licenciada en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, promoción 2000-2006. Examen de Licenciatura con calificación de Sobresaliente. Médica Especialista en Radiodiagnóstico. Doctora por la Universidad de Zaragoza con la calificación de Sobresaliente Cum Laude. Formación continuada: Experto Universitario en Radiología de la Mama (Universidad de Barcelona), Experto Universitario en Patología de la Pleura (Universidad de Barcelona), Experto Universitario en Técnicas Diagnósticas en Ciencias de la Salud (Universidad San Jorge) y Máster en Organización, Gestión y Administración Socio-Sanitaria (Universidad San Jorge). 53 diplomas de asistencia a Cursos de Formación.

Consultar todos los articulos de Eva María Lacoma Latre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acreditaciones

Subscríbete Boletín

Tu Email

Categoría Profesional

Acepto Políticas Privacidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies