Más ELA en el norte que en el sur
Publicado por

Más ELA en el norte que en el sur

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una patología que afecta a las neuronas del cerebro y la médula espinal. Entre los síntomas encontramos una pérdida de la fuerza muscular y la coordinación, a medida que la enfermedad avanza la persona pierde la capacidad de moverse, de respirar incluso de deglutir. La muerte se produce a menudo entre 3 y 5 años después del diagnóstico, también hay pacientes que viven mucho tiempo más pero necesitan de un respirador artificial u otro dispositivo que les ayude a respirar.

Según un estudio publicado recientemente por investigadores del Hospital M.V. de Santander y la Universidad de Cantabria la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) afecta casi a un 30% más de pacientes en el norte que en el sur de España. Según el estudio sólo 5-10% de los casos de ELA encuentran su causa en mutaciones genéticas heredadas de padres a hijos, lo que nos deja un 90% restante debido a factores ambientales.

Entre los factores ambientales destaca la contaminación atmosférica, más concretamente los niveles de plomo en el aire. El estudio se justificó tras observar que el número de casos en Cantabria se había duplicado desde los años 70, teniendo en cuenta que el perfil genético no ha cambiado tanto en los últimos años, obtenemos que el aumento de la incidencia se ha visto favorecido principalmente por factores ambientales.

El plomo ha sido seleccionado por su asociación con enfermedades neurodegenerativas, y aunque los valores de esta sustancia lleven poco tiempo midiéndose y sea difícil establecer un margen antes de desarrollar la enfermedad podemos indicar que la reducción de las gasolinas con plomo se ha asociado con un descenso muy significativo de la enfermedad. Han sido los datos proporcionados por el Ministerio de Medio Ambiente sobre las partículas de plomo en el aire los que apuntan que la mayor carga de ELA en el norte de España puede estar relacionada con una mayor contaminación ambiental de plomo, aunque aún no se ha establecido una clara relación causal.

Este estudio servirá de base para que próximas investigaciones analicen la incidencia de ELA relacionada con otros contaminantes ambientales y más adelante se puedan llevar a cabo modelos experimentales con animales, de esta manera será más fácil prevenir la enfermedad.

Fuente: http://www.elmundo.es/salud/2016/06/06/5751694c468aebbf2b8b464d.html

0 0 1279 09 junio, 2016 Análisis de actualidad junio 9, 2016
avatar

Acerca del autor

Esther López Palomino. Diplomada en enfermería con varios años de experiencia en formación.

Consultar todos los articulos de Esther López Palomino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acreditaciones

Subscríbete Boletín

Tu Email

Categoría Profesional

Acepto Políticas Privacidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies